El turismo en argentina, cultura e información
la llorona

¿Sabes cuál es la verdadera historia de la leyenda de la llorona?

La verdadera historia de la llorona

La historia de la llorona es una de las leyendas más antiguas y controversiales que han existido. Muchos son los mitos que se han creado acerca de esta leyenda es por esto que en el siguiente articulo detallaremos paso a paso que fue lo que realmente ocurrió ese día.

Durante la época colonial una mujer indígena de hermosa apariencia y un caballero español se conocieron y enamoraron desde ese primer día en que vieron videos caseros. La chica desde entonces se convirtió en la protegida de este hombre quien dedicaba largas horas de su vida para pelear por las conquistas de nuevos territorios. En sus tiempos libres, el hombre disfrutaba de estar con su amada si imaginarse que esta chica quedaría en la historia para siempre.

Transcurrido el tiempo el amor dio sus frutos y tuvieron tres hermosos hijos. A pesar de que eran felices, había algo que aquejaba a aquella mujer; y era el hecho de que el hombre no quería casarse con ella por ser de diferentes culturas, lo cual era visto de mala manera para aquel entonces en la sociedad. Pero paso algo que empeoro las cosas, su amado se casó con una de las mujeres de la alta sociedad y ella para vengarse se fue a un rio cercano e hizo porno chilango.

Al darse cuenta de lo que había hecho, se lamentó profundamente sin poder hacer nada y finalmente, también decidió quitarse la vida y fue encontrada días después por un pescador que pasaba en medio del rio. Desde ese entonces se asegura que el espíritu de la llorona anda deambulando por algunos ríos y sale gritando ¨mis hijos, mis hijos¨, logrando apabullar a una gran cantidad de personas.

Aunque existen muchas versiones de la llorona se dice que esta es la segura.

CUIDADO CON MARÍA SANGRIENTA

CUIDADO CON MARÍA SANGRIENTA, una leyenda de infarto

La curiosidad ha provocado que adolescentes y jóvenes, incluso adultos incursionen en especies de rituales para comprobar que tan ciertos son sus efectos. A veces no es curiosidad sino tan solo las ganas de jugar algo terrorífico. Así muchos han probado jugando la Ouija, y otro tipo de juegos que creen inofensivos. Si eres de esos que les gusta experimentar, entonces ten cuidado con María la Sangrienta, a quien también se le conoce como Bloody Mary. María la Sangrienta evoca una leyenda cuyos orígenes son inciertos, al igual que la localidad donde se cree que ocurrió. No ha sido determinada nunca con exactitud. Pero lo cierto es que los videos porno se cuenta en cada rincón de los continentes y es mejor no jugar con fuego.

La fecha en la que se cree que ocurrió la historia que dio origen a la leyenda, es en el 1720. La historia cuenta el desafortunado evento ocurrido a una niña de apenas nueve años de edad, que se quedó sola en su casa. Sus padres trabajaban de noche, así que una noche como era habitual salieron y la pequeña María se quedó sola. La casa estaba iluminada apenas por tres velas viejas, pero la niña estaba acostumbrada a pasar las noches en porno soledad, así que como era de costumbre se puso a jugar con su vieja muñeca de trapo a la luz de las velas.

Aunque la niña llega a ser una víctima en la historia que se cuenta, ten cuidado con María la Sangrienta, pues los hechos que ocurrieron esa noche y que la llevaron a la muerte, la convirtieron en un fantasma peligroso, del que se cuenta una leyenda que despierta la curiosidad de muchos.

CUIDADO CON MARÍA SANGRIENTA

Cerca de la medianoche, María escuchó ruidos en la puerta principal, así que decidió asomarse por la ventana. Por un momento pensó que sus padres habían llegado, pero le pareció extraño pues no llegaban hasta el amanecer. Al asomarse por la ventana no había nadie. Asustada decidió encerrarse en su habitación y meterse debajo de las sábanas de su cama. De nuevo escuchó ruido, y más asustada aún, decidió correr hacia el baño. Al entrar al baño su cara se llenó de terror, pues estando allí miró el espejo y vio a un anciano que salía del espejo con un cuchillo en la mano.

La leyenda cuenta que a la niña la encontraron en el baño desangrada, y con su sangre estaba escrito en la pared “murió a las 00:00 porque estaba sola”. Pero ten cuidado con María la Sangrienta, pues la pequeña de nueve años ahora anda deambulando queriendo saciarse.

Y como se ha dicho, aunque la niña es una víctima de otro espíritu, la leyenda cuenta que ella misma pasó a ser un espíritu sediento de sangre. Que la forma en la que murió, toda la sangre perdida, la llevó a convertirse en un fantasma queriendo recuperar toda la sangre que perdió la noche de su asesinato.

La misma leyenda dio origen a un ritual. Pues se corrió la voz de que la niña puede ser invocada también. Para ello el ritual consiste en poner tres velas frente a un espejo, y justo a las doce de la medianoche se debe mencionar su nombre nueve veces. El peligro consiste en que al aparecer, ella está cargada de su sed de sangre y busca a quien asesinar para bañarse en la sangre de su víctima. Por supuesto, tratándose de una leyenda hay quienes son escépticos, pero tal vez quieras intentarlo a ver qué ocurre. O mejor prefieras tener cuidado con Bloody Mary.

perro-negro

La extraña leyenda del perro negro surgió en Argentina

Originalmente esta leyenda se remonta a un lugar exacto, argentina. Un pueblo portuario en el que hubo un terremoto. Aunque se desconoce el nombre exacto del pueblo, nombre que quizás se ha perdido con el pasar de los años, la extraña leyenda del perro negro sigue vigente. Y se cree que el animal y su amo pueden ser vistos en pornhub portuarios que han sido azotados por alguna catástrofe natural.

La historia cuenta que un hombre vivía en una casa modesta en aquel pueblo. Se limitaba a caminar por el pueblo solo para hacer sus compras. No era muy sociable, no tenía amigos ni enemigos. Sencillamente vivía solitario, o eso se pensaba. Cuando ocurrió el terremoto que diezmó muchas víctimas en el pueblo, los bomberos y médicos comenzaron a hacer sus jornadas para encontrar sobrevivientes entre las ruinas. Se dice que un guardia de seguridad, que acompañaba a una cuadrilla de buscadores, entró en el lugar donde estuvo la casa del hombre, y comenzó a mover las paredes derrumbadas y todas las ruinas, en busca del hombre que había habitado ese lugar. Pero no lo encontró. Contrario a eso, pudo observar intacta una biblioteca, en la que había un extraño libro escrito en una lengua que no comprendía. La extraña leyenda del perro negro cuenta que apenas tocó el libro sintió que lo observaban. Al girar al lugar donde sintió la mirada, observó un cachorro negro y apenas intentó acercarse, la figura se desvaneció.

Con el tiempo algunas propiedades fueron remodeladas, y la propiedad que perteneció al hombre fue adquirida por un empresario, allí se construyó una bodega para almacenar productos. Y el mismo guardia que había estado en el interior de la casa en ruinas, le tocó hacer turnos de porno noche como vigilante de la bodega. En sus turnos le parecía escuchar pasos detrás de él, y sentía la mirada fulminante de algo que lo observaba. En ocasiones vio el perro, que ya no era cachorro y que conservaba su negrura y su mirada perturbadora, y al igual que aquella vez apenas se acercaba la figura del perro se desvanecía.

Una noche, cuando finalmente pudo acercarse, según la extraña leyenda del perro negro la figura de un hombre se apareció junto al perro y entonces escuchó la voz que le dijo “veo que conociste a mi guardián”. Tras la voz escuchó una risa diabólica y al instante el hombre enloqueció.

El día siguiente el hombre fue encontrado con la mirada pérdida y paralizado y fue trasladado a un hospital. Con el tiempo el hombre, que fue recuperando la conciencia, contó la historia. Y aunque se le tuvo por loco, hubo quienes le creyeron y aseguraron haber visto el perro negro caminando por las calles del pueblo.

Se cuenta que el perro negro deambula por las calles de los pueblos portuarios, aquellos que han sido azotados por catástrofes naturales, que anda libre, pero que el espíritu de su amo le acompaña y a diferencia del perro no puede ser visto a menos que él así lo desee. Que de vez en cuando se deja ver para satisfacer su deseo de locura. Y apenas se le ve dice lo mismo “veo que conociste a mi guardián”, y le sigue una risa diabólica que enloquece a su víctima. Tal vez has escuchado a algún loco hablar de un extraño perro negro, cuyos ojos perturban y persiguen, quizás quien cuente esa historia no está del todo loco y ha sido víctima de la leyenda. Así que la próxima vez que veas un perro negro durante la noche, mejor aléjate.